MOSCÚ, EN UN VERANO FESTIVO.

El corazón Ruso no decepcionó en una de las fiestas culturales y deportivas más importantes en el mundo. Su gente, su infraestructura y su bellísima y ostentosa arquitectura, logran maravillar los ojos de los visitantes que llegan por millares para unirse en esta fiesta cosmopolita y pasional

.